estreñimiento

ESTREÑIMIENTO Y SUELO PÉLVICO

ESTREÑIMIENTO Y SUELO PÉLVICO

El estreñimiento puede ser causado o agravado por nuestra musculatura del suelo pélvico. Existen dos músculos principales cuya tensión dificulta la salida de las heces. El puborectal y el esfintar anal externo.

pero…¿por qué estos músculos se tensan?

En algunos casos, existe una falta de coordinación entre el recto y el ano llamada anismo. Normalmente, cuando se contrae el recto (involuntario) el esfínter anal se relaja permitiendo así la defecación pero este mecanismo puede verse alterado y la persona contrae la musculatura en el momento defecatorio. En estos casos, la solución está en trabajar la propiocepción de la musculatura y la capacidad de notar su contracción y relajación. No siempre es tan evidente por lo que, mediante fisioterapia de suelo pélvico, se ayuda a corregir esta alteración.

En otros casos, existe una tensión exagerada del músculo puborectal debido a la POSICIÓN SENTADA que hemos adoptado los seres humanos para defecar. Cuando estamos en cuclillas, este músculo se encuentra más relajado permitiendo así el paso de las heces.

Y, en ocasiones, aparecen los dos problemas a la vez.

CONSEJOS PARA PERSONAS CON ESTREÑIMIENTO (y también para quienes no lo tienen, con el fin de prevenirlo):

1.- Defecar con un taburete que eleve sus piernas hasta la posición de cuclillas.

2.- Aprovechar la sensación de ganas de defecar e ir en ese momento (no esperar ni dejarlo para cuando termine de hacer…)

3.- NO EMPUJAR a la hora de defecar y RELAJAR la musculatura.

4- No tener prisa por terminar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies